limpieza facial
Fuente imagen: http://www.elemis.com

Las aguas (o soluciones) micelares llevan un tiempo en el mercado de la belleza y el cuidado de la piel, pero recién en los últimos tiempos lograron afianzarse en el mercado global con fuerza.

Comenzaron como un producto de lujo que solo las más conocedoras en materia de belleza utilizaban, pero sus bondades y practicidad la ubicaron en un pedestal indiscutido.

Pero, qué es un agua micelar? Es una solución acuosa compuesta por moléculas formadas por un polo hidrófilo (que atrae el agua) y otro lipófilo (que atrae la grasa) que al juntarse forman precisamente una micela, o sea una especie de imán, que al estar en contacto con la piel captura toda la suciedad.

Fueron creadas por Jean-Noël Thorel, farmacéutico y biólogo, además de fundador de Bioderma, para la limpieza de la piel en las unidades de quemados de los hospitales. Es por ello que están específicamente desarrolladas para las pieles más sensibles, ya que limpian suavemente sin irritar.

Las firmas que las producen aseguran que cumple los tres pasos de la higiene facial: limpia, tonifica e hidrata. Esto último es discutible, aunque no podemos dudar de sus múltiples beneficios: es fácil de usar, limpia sin dejar sensación ni residuos grasos, tampoco deja la piel tirante, tonifica la piel, puede usarse en ojos y labios. Sobre este último beneficio cabe aclarar que la mayoría actúa sobre maquillaje de ojos y labios en tanto y en cuanto no sea waterproof (es bueno tener algún desmaquillante específico para este tipo de productos), sin embrago algunas marcas me sorprendieron y retiraron rimmel a pueba de agua y labiales fuertes o larga duración sin problema.

Como se usa? Sencillo: un disco o pedacito de algodón, se lo embebe y se limpia el rostro. Es bueno repetir el paso hasta que el algodón quede limpio luego de usarse. Si se va a usar un desmaquillante específico para ojos y labios, primero hacer ese paso y luego continuar con el agua micelar.

Mi experiencia con el agua micelar fue postiva. La primera que probé fue la de Vichy hace un par de años, pero no me enamoró, particularmente porque no tiene aroma, pero a la vez no la sentí inolora… No sé como explicarlo, pero soy fan de que los productos de belleza tengan aunque sea un leve aroma. En cuanto a la limpieza no tengo objeciones, salvo que no me resultaba para productos waterproof o larga duración. De Bioderma (que es LA MARCA deaguas micelares) amé su aroma (ahhhhhhhhh…). Probé Sébium porque mi piel es grasa, y limpia muy bien, deja la piel fresca, tonificada… Me encanta!!! (debo aclarar, que tampoco me quita productos waterproof o larga duración como labiales). Y probé finalmente la de L’Oreal, que es la más barata pero a pesar de ello me sorprendió por su buena calidad. Quizás no es tan “suave” como las otras dos que probé pero limpia perfecto, deja sensación de frescura, y con esta pude retirar mascaras waterproof y labiales intensos… Que tul?

Una observación, y esto es a título personal, no considero que reemplacen a la hidratación como paso del cuidado del rostro. Es cierto que queda la piel hidratada al usarla, peeero me gusta usar lo mismo un producto de hidratación específico.

Vale la pena incorporarlas a la rutina de belleza, hay opciones para todos los bolsillos, y son una gran alternativa a los limpiadores faciales tradicionales.

Anuncios