Tiempo, Comodidad, Eficacia, Indoloro de esto se trata…

Yo cansada del tirón quincenal por la cera, la espera en en centro de depilación, las manchas que con los años han ido apareciendo en mi piel, y lo molesto de los vellitos “encarnados”, me decidí a probar esto de la depilación láser.

Entremos en detalles, agendado el turno, llega el día y bueno,  pesar de que soy medica, soy la peor de las pacientes, ansiosa, curiosa, y con expectativas bastantes altas; me entrego a la experiencia.

En la primera cita, me veo con una dermatóloga, donde se me explica a detalle en que consiste la depilación láser, hacen una historia clínica y clasifican mi piel y se aseguran que soy apta para el procedimiento, me dan las pautas a seguir, recomendaciones pre y post sesión.

Segunda cita, llego el día del turno en sí, y vamos a una camilla, me coloco lentes para proteger los ojos y me advierten que sentiré algo de calor y una leve molestia tipo “pinchacitos” (el láser usado es el Soprano), se me explica que  cada zona en promedio se toma unos 20 segundos, ya preparada comienza, se siente calor y pinchacitos, paramos cada 7 segundos (cada cual resiste mas o menos tiempo) y seguimos así hasta completar todas las áreas a tratar y el tiempo requerido, me visto. Nos veremos en dos meses nuevamente.

Tercera cita, me doy cuenta que el vello ha disminuido notablemente en color y grosor, bastante para ser sincera, para mantenerte sin vello entre citas hay que usar afeitadora, nunca cera, y note realmente cambios positivos en el vello, les confieso que lo único que no me atrevía a depilar con láser son las piernas (por miedo a esas molestias que les mencione), pero en mi tercera cita me topo con un láser nuevo: el “CANDELA”.

Me aterre al ver el nombre, pero falsa alarma, este es una maravilla, cero dolor, ósea realmente no sentí nada, con lo cual me anime a hacer mis piernas completas cuando arranque el otoño, y es que esta tecnología consta de un sistema de frío controlado que acompaña cada emisión de láser por lo cual no sientes el calor y los pinchazos molestos, es una maravilla, me copo!

Así que si estas en duda de someterte a este procedimiento, espero que mi experiencia te sirva, yo aun no culmino el tratamiento, pero voy sintiéndome 100% satisfecha y ahora más, con el nuevo láser, averigua en tu localidad si hay algún centro que cuente con este equipo láser CANDELA y de verdad anímate que no duele!

así que para mi SI VALE LA PENA!

depilacion-laser
                                                                                                imagen referencial obtenida de la web.

 

Biutibesos!

 

Disclaimer: este post no es patrocinado por ningún ente u persona, es exclusivamente sobre la experiencia personal expuesta por la editora.

Anuncios